201506.15
0
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

IMG-20150526-WA0000El pasado mes de Mayo han tenido lugar dos jornadas de grandísimo interés para todos aquellos estudiosos de la Gestación Subrogada y, por extensión, de la Genética.

Entiendo que todavía sea un asunto que choque o perturbe a determinadas conciencias, pero no me cabe duda de su enorme transcendencia y de que en un futuro, que es ya, formará parte de los temas habituales que entrarán en nuestros despachos reclamando soluciones por nuestra parte. Y ello porque, entre otras razones, es imposible poner puertas a quien quiere ser padre/madre.

Por esa razón, y porque el Mundo y la Ciencia ruedan a velocidades inimaginables, nos hemos reunido en Londres, por espacio de tres días, unos 90 estudiosos de más de veinte países de cuatro continentes, a fin de darnos información recíproca y,  sobre todo, para constatar los avances reales, las técnicas, los contratos, y, en definitiva, para dilucidar ese larguísimo etcétera de pasos previos, gestiones, viajes… que supone traer hijos al mundo a través de una mujer que los va a entregar a un/unos padre/padres auténticamente deseosos de serlo, y que con un esfuerzo humano y económico enorme alcanzan ese lógico deseo. A esta mujer que va a llevar en su vientre un feto que le es ajeno no podemos llamarla    “ madre “   , ni menos aún             “  madre de alquiler  “ .  Es, simplemente, una mujer que ha prestado un servicio, remunerado o no, a tercera/terceras personas.

Han sido dos días de enorme intensidad, con un programa  exclusiva y monotemáticamente dedicado a la subrogación, reuniendo a magistrados, médicos, fiscales, abogados, en definitiva todos aquellos operadores que en tantas partes del mundo tenemos práctica profesional e interés personal en ir allanando esté complicadísimo asunto. El programa contenía todos los aspectos posibles que rodean a este fenómeno creciente, tales como:

  • El mejor interés de los hijos nacidos a través de esta técnica;
  • Los derechos de los padres y las consideraciones éticas que rodean este fenómeno universal;
  • La situación actual, a día de hoy, en Hong Kong, India, Alemania, Israel, distintos estados de Estados Unidos, Argentina ( donde ya se ha admitido el primer caso, siendo expuesto por la propia Letrada que lo consiguió ), Australia… y así hasta dos docenas de realidades distintas buscando armonizar, homogeneizar, resolver en definitiva;
  • Finalmente, y ya en grupos reducidos, desarrollamos y concretamos las posiciones sobre si la subrogación debe ser altruista o comercial; la situación desigual entre los países frente a las parejas hetero  y homosexuales, así como frente a hombres y mujeres que solicitan esta práctica sin tener pareja, etc.  etc. Un sinfín  de alternativas donde la Ética, la Biología, la Medicina, el Derecho, las diferentísimas ideologías y/o religiones, tienen una presencia innegable, construyendo un crisol riquísimo, sugestivo, apasionante.

Cuarenta y ocho horas después se iniciaba en Valencia una Jornada monotemática referida a nuestra Ley de Reproducción Asistida y, en concreto, a la experiencia específica de la gestación por sustitución en España.

Felicito enormemente a sus organizadores por haber sido capaces de reunir en el Colegio de Abogados a todos aquellos intérpretes de esta experiencia humana irrepetible, desde los padres de los dos hijos nacidos por gestación en Estados Unidos, cuya lucha no se acabó con la lamentable Sentencia del Tribunal Supremo de Marzo/2014, conocida por todos nosotros, y cuya batalla generosa continua; el profesor de Derecho Constitucional que diseñó el mapa jurídico y la estrategia a seguir; el compañero-abogado incansable que lo dirige, y finalmente uno de los Magistrados que formaron el Pleno del que salió esa desgraciadísima Sentencia, cuyo voto disidente   –sin embargo–   nos auspicia algunos signos positivos para el futuro.

Para cerrar esta formidable Jornada también tuvimos al presidente de la organización   “ Son nuestros hijos  “ , padre de una hija a través de esta técnica, y que lucha denodadamente porque la hipocresía presente en España ( Ley que prohíbe frente a Registros que permiten las inscripciones ) desaparezca más pronto que tarde.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Deja una respuesta

Tu email no será publicado. Se han marcado los campos requeridos *